Nota media - Sin votos 0 voto 0 críticas
No hay información que mostrar

Resumen

Juncal pudo haber sido el torero más importante de su tiempo, pero una cornada lo ascendió a otro estatus, el del último gran pícaro de la tradición literaria española. Jaime de Armiñán escribe su carta de amor a todo un universo, a unas gentes que desbordan humanidad, gracia y vida, y a un paisaje que se resiste a desaparecer de nuestra memoria precisamente gracias a pedazos de arte como este. ¡Bien picao, Juncal!